Saltar al contenido
Vida Plena PNL

Diálogo Interno (Limitante-Persona) Cómo Controlarlo

julio 24, 2020

¿Qué ocurre cuando mantenemos diálogo interno mientras conversamos con las personas?¿Es Limitante?

Todas las personas tenemos una vocecita interna (diálogo interno) que nos dice cosas (y a veces es limitante), y a veces tomamos decisiones por esa vocecita (es como una fuera otra persona que nos dice que hacer).

dialogo interno
dialogo interno

Solemos mantener conversaciones con uno mismo, y nos respondemos, nos ayuda a pensar y encontrar soluciones.

La pregunta es ¿Qué pasa cuando mantenemos diálogo interno mientras platicamos con las personas? ¿Es limitante?

Dialogo interno
El Dialogo interno impide conectarse con la persona

Probablemente algunas personas se den cuenta de ello, y se percaten que no estamos prestando atención a ello, a parte que nos perdemos muchas cosas que pasan, muchos mensajes que transmite la persona, y no solo de las palabras, si no del cuerpo, las gesticulaciones y muchas otras señales que nos indica la persona.

Y hacer esto, hace que la persona pierda interés en nosotros, ya que no la estamos escuchando y eso es limitante en la comunicación, y muchas personas tienen ese desafío que constantemente mantienen diálogo interno consigo mismo.

Sin  embargo si las personas utilizaran ese diálogo interno de forma tal que les ayude, sería muy beneficioso, por el contrario aparece esa vocecita que les dice “que tonto soy”, “nunca podré hacer esto”, “no soy bueno para aquello”, “siempre he sido así”, etc.

Diálogo interno limitante
Diálogo interno limitante

Esto se le denomina diálogo interno “limitante”. Y el desafío está en que una persona lo repite constantemente todos los días, y esto se convierte en una profecía del autocumplimiento.

Muchas veces esos pensamientos que se convierten en diálogo internos, ocurren porque a veces nuestros padres, familiares, amigos o maestros algunas vez nos la dijeron, sin embargo nunca nos hemos puesto a cuestionar lo que nos dijeron y lo hemos aceptado como tal.

En la PNL no existe lo bueno ni lo malo, solo una intención detrás. El diálogo interno es muy poderoso, si nos repetimos frases y diálogos positivos sobre nosotros mismos como “Soy bueno para esto”, “Sé que puedo lograrlo”, “Yo soy muy perseverante”, “Yo tengo buenas relaciones con las personas”, “Tengo muy buena salud”, etc.

dialogo interno positivo
dialogo interno positivo

Sin embargo, repetir estas frases mientras estamos conversando con personas o haciendo alguna actividad que requiera una gran concentración, no nos ayudará mucho.

Entonces ¿Qué podemos hacer?

Controlar nuestro diálogo interno. Hay momentos en que uno requiere una conversación con uno mismo para realizar el autoconocimiento, sin embargo esto se debe hacer en un momento en la cual nos encontramos con uno mismo (solos en un lugar tranquilo).

Autoconocimiento
Autoconocimiento

Y hay momentos en la cual uno tiene que acallar ese diálogo interno para poder percibir todos los mensajes que nos envían en una comunicación. Como por ejemplo la postura corporal, las gesticulaciones, la estructura de las palabras y la comprensión de ese mensaje.

Esto se hace de manera inconsciente, no vamos a estar en plena conversación describiendo cada movimiento del cuerpo, o si se tocó la oreja, la nariz, etc.

Es estar presente y realmente escuchar a la persona, sentir empatía por ella. Muchas veces las personas se sienten bien cuando se comunican con alguien, ya que se sienten realmente escuchadas.

Y te estarás preguntando ¿Cómo puedo controlar mi diálogo interno?

Pues aquí te dejo 3 Modelos de hábitos que me ayudaron a controlar el diálogo interno.

Modelo de hábitos:

1. Meditar

Una de las formas más poderosas de acallar el diálogo interno es con la meditación.

Meditar
Meditación

Al principio a mí me costaba muchísimo meditar, venían a la mente pensamientos y diálogos internos y muchas cosas en mi cabeza. Me decía meditar no es para mí, y puro pretexto más.

Tome consciencia, y si realmente quería mejorar las relaciones con las demás personas y darle un espacio de tranquilidad a mi mente, tenía que hacer el esfuerzo de hacerlo.

Me propuse la meta de meditar por 21 días. Como mencionaba al principio, no era para nada fácil. Comencé con 10 minutos durante 7 días. Esos días fueron muy desafiantes para mí. Tener que levantarme a las 5 am para meditar me era muy complicado.

Meditación 21 dias
Meditar por 21 dias

Lo que si sabía y me daba esperanza es que el ser humano es un ser de hábitos y sabía que si hacia esto por 21 días, después me resultaría fácil hacerlo.

Y pues fue cierto. A la siguiente semana aumenté 5 min. Ahora meditaba 15 min, claro que me ayudaba bastante la música de meditación (Aquí abajo te dejaré algunas), y ahora me resultaba un poco más fácil dejar libre mi mente y sólo respirar y sentirse bien con uno mismo.

La siguiente semana dicho y hecho, mi cuerpo ya se había acostumbrado a hacer eso, antes me dolían las piernas por la posición de meditación, ahora se me acomodaban muy bien y ya no sentía dolor, esta vez aumente 10 minutos. Entonces meditaba 25 min.

Terminé los 21 días y la meditación ha sido una parte clave fundamental para acallar mi diálogo interno. Ahora medito 30 minutos diarios en el horario de 5 am.

2. Identificar y Cambiar el Diálogo Limitante

Otro punto importante es ¿Qué es lo que nos decimos a nosotros mismos? ¿Alguna vez te has dicho a ti mismo, que tonto soy?

Pues probablemente algunas personas se dicen a si misma esas palabras y otras muchas más. A veces se autocastigan cuando cometen un error, diciéndose muchas cosas denigrantes en algunos casos.

Dialogo interno limitante
Dialogo interno limitante

Esas palabras que provienen de nuestro diálogo interno, nos es limitante en muchas acciones, como por ejemplo si una persona cree “Sólo soy bueno en una cosa”, pues probablemente no hará ningún esfuerzo en aprender algo nuevo, ya que él cree a raja tabla dicha creencia.

Entonces ¿Cómo podemos cambiar ese diálogo interno limitante?

Primero identificarlos, tomar conciencia de ello y cambiarlo a positivo

Y ¿Cómo lo cambio a positivo?

Pues vamos a ver un ejemplo:

Pedro es un estudiante que cree que no es bueno para las matemáticas, y él se dice a si mismo todos los días:

Pedro: “Nunca seré bueno para las matemáticas, soy un inútil, no sirvo para nada”

creer que no es bueno en matemáticas
Pedro Cree que no es bueno en matemáticas

Pedro se lo repite todos los días, aunque sólo 1 día a la semana lleve el curso de matemáticas, Pedro ha logrado asociar eso a casi todo. Cuando llega tarde se repite así mismo “Soy un inútil” y cualquier otra cosa que haga y cometa el error se repetirá esas mismas palabras y él lo hace todos los días a cualquier hora.

¿Cómo podemos ayudar a Pedro?

En Programación Neurolinguística utilizamos un patrón que se llama reencuadre y lo utilizaremos de esta manera.

Nos encontramos con Pedro, y llega 5 minutos tarde a la cita, y él se dice:

  • Pedro: “Soy un inútil, salí tarde de mi casa”.
  • Coach: No es que seas “inútil” si no que aún no has desarrollado tu capacidad de planificar tu tiempo. Me pregunto que tan rápido aprenderás a gestionar tu tiempo.
  • Pedro: “No soy bueno para aprender, soy malísimo en matemáticas”
  • Coach: ¿Cómo el hecho de que no seas bueno en matemáticas hace que pienses que no puedes aprender otra cosa?
  • Pedro: “Es que no puedo hacerlo”
  • Coach: ¿Qué es lo que te impide?
  • Pedro: No lo sé
  • Coach ¿Ha habido alguna vez donde hayas creído que no podías hacerlo y al final lo lograste?
  • Pedro: Sí, cuando aprendí a manejar bicicleta
  • Coach: Entonces… Puedes aprender ¿En qué se diferencia aprender a manejar bicicleta ya aprender matemáticas?
  • Pedro: Impotencia, Dolor
  • Coach: Entonces si superaste el manejar bicicleta, entonces puedes superar el aprender matemáticas
  • Pedro: Creo que si (observamos cambio de la postura corporal, semblante del rostro y una ligera sonrisa)

Entonces a Pedro le dejamos una fórmula para que cambie su diálogo interno y es esta:

Bueno en matemáticas
Pedro ahora cree que puede manejar las matemáticas
  • Patrón: No es que seas “identidad, incapacidad,…” sino que aún no has desarrollado la capacidad de “reencuadre positivo”

Creo que todos y me incluyo, hemos tenido un diálogo limitante parecido al de Pedro, y la mejor forma de cambiar ese diálogo aplicando ese patrón. Ejm:

Una persona comete un error y dice: “Que tonto soy”

Reencuadre verbal
Reencuadre verbal
  • Reencuadre: No es que seas “tonto” sino que aún no has desarrollado la capacidad de darte cuenta de las cosas.

Utiliza este reencuadre cada vez que identifiques un diálogo limitante.

3. Estar Presente

Antes cuando hablaba con una persona, me iba a dentro mío y comenzaba a pensar, “mmm mañana que comeré”, “¿Cerré la puerta?”, “¿Cuándo habrá otro concierto de rock”, etc.

No prestar atención
No prestar atención

Esto me limitaba en cierta forma “estar presente” y escuchar realmente la persona, a  veces asentía la cabeza, ni sabía lo que me estaba hablando.

Muchas veces me justificaba diciendo “es que es muy aburrido lo que me habla” o “no me interesa lo que está hablando”, y muchos y otros pretextos más que nos ponemos cuando nos preguntamos ¿Por qué no lo escucho?

Otras veces nos vamos a dentro de nosotros mismos, para pensar que responder, ansiosos por hablar y no escuchar a la otra persona.

Esto, damas y caballeros es “puro cuento”, no hay justificación alguna para no escuchar la persona. Si realmente no quieres escucharla, márchate y no pierdas tu tiempo ni el de la otra persona.

Estar presente, significa escuchar a la otra persona y recibir los distintos mensajes que nos dice. Y esto es crucial porque muchas veces las personas nos dicen una cosa con la palabra y otra cosa con el cuerpo y las expresiones (gesticulaciones).

Estar presente
Estar presente

Así que “Estar presente” es una forma muy bonita de comprender realmente lo que nos dice la persona, cuando estas “presente” te percatas de muchas cosas, que otras personas no lo ven.

Y ¿Cómo logro estar presente?

Escuchar realmente a la persona, prestar atención, sentir empatía con lo que dice, y pues una forma sencilla de acallar ese diálogo interno sería pegar la lengua al paladar, así la lengua no tendrá movimiento y será un poco difícil que salga un diálogo interno.

Escuchar a las personas
Escuchar a las personas

Así que si puedes practicar, el “estar presente” cuando mantienes una conversación, mejorarías drásticamente tu comunicación con las demás personas, y esto ayudará mucho en tu vida personal.

Deseo que lo pongas en práctica y disfrutes mucho este aprendizaje.

Y dime ¿Cuán rápido empezarás a aplicar estos hábitos?

!Coméntanos!

Libros Recomendados

1. Cambia de Hábitos, Cambia Tu Vida

2. Método Silva de Control Mental

Música para meditar

1. Frecuencia de Dios 963 Hz

2. Calmar la mente

Abrir chat
1
Hola
¿En qué te puedo ayudar?